Header Ads


¿Abortar o matar un ser vivo?

Puerto Plata.- Este artículo obedece a la formación cristiana que me dio mi querida madre con sus 82 años, de los que dedicó más de 40 a la  catequesis; formando decenas de niños, niñas y adolescentes en la fe católica. 

Esa madre que me enseñó a venerar la virgen María y a poner todas mis vicisitudes, dudas e inquietudes a Jesús  hijo del padre celestial. Y, bajo la convicción de que sólo Cristo nos puede liberar de los pecados cometidos en la tierra.


Quiero expresar voluntariamente mi rechazo público al aborto en cualquiera de sus causales. Puesto; que sólo Cristo tiene derecho a decidir por la vida de una criatura que desde la concepción vibra uno o varios  corazones vivos que al pasar por cada una de las etapas hasta llegar al nacimiento, momento en el cual podemos verlo físicamente;  pero que ya habíamos convivido con él o ella. 

Pedimos oración para que Dios padre ilumine la mente de cada legislador y tomen la decisión correcta y evitemos el aborto en República Dominicana.

Que la paz de Cristo guíe este proceso legislativo y que prevalezca la vida.

El autor Luis Brito es profesor.

No hay comentarios