Header Ads


PRIMERA FILA

Reservas

 El presidente de la Suprema Corte de Justicia, Mariano Germán, peca de exceso de optimismo con su garantía de que el sistema judicial saldrá fortalecido de la actual crisis que ha sembrado el desconcierto en todos los sectores.

 No es lo que se vislumbra, al menos por ahora. Esa restauración de que Germán dice estar seguro solo podrá darse, en modo alguno de la noche a la mañana, sino, sin que nadie se llame a engaño, como resultado de una larga y vasta depuración en todos los órdenes. Porque la dimensión alcanzada por la crisis afecta todos los órganos del tejido judicial.

 La sanción a los jueces involucrados en la supuesta venta de sentencias, tráfico de influencia y otros delitos no es la única acción para devolver la confianza al sistema. Además de los jueces están las imputaciones por supuesta prevaricación contra fiscales, que también deberán dilucidarse.

 Tendrán que rodar muchas cabezas y ofrecerse auténticas señales de que el Poder Judicial ha rebasado las debilidades que lo han lastrado. Las reservas sobre el fortalecimiento de la Justicia son, pues, obvias.

No hay comentarios