Header Ads


EL PODER DE LA FELICIDAD

El poder de la felicidadTodos los seguidores de Jesús tenemos posibilidades de servir al prójimo, ya ocasional, ya habitualmente. El denominador común de tales actividades e iniciativas es que el propósito es expresar amor y amabilidad.

Hacer más de lo que marca el deber tiene su costo, costo que en muchos casos solo Jesús y nosotros mismos conocemos. De todas maneras, cuando Él nos pide que hagamos una inversión mayor de tiempo y esfuerzo o de lo que sea, no lo hace a la ligera. Sabe que los resultados en la vida de otras personas justificarán ese costo adicional; y tal vez el impacto de nuestras acciones sea mayor de lo que nos imaginamos.

Hace poco vi una breve presentación en video de unos voluntarios cristianos que colaboran en un orfanato. Me conmovió mucho. Evidentemente el efecto que tenían en los niños era estupendo. Interactuaban con ellos muy afectuosa y positivamente, les enseñaban canciones, los abrazaban y les daban oportunidad de divertirse y reír, con lo que creaban para todos ellos experiencias memorables. Se percibía claramente que llegaban al alma de los chiquillos. El amor de Dios se reflejaba en esos voluntarios.

Claro que la mayor felicidad,la más permanente, es consecuencia de aceptar y conocer a Jesús, por lo que conviene que hablemos de Él con los demás y les mostremos cómo lo pueden recibir. Pero incluso cuando eso no es factible o práctico, Él se puede valer de nuestros actos de amor, bondad y generosidad para iluminar la vida de quienes nos rodean. Esos gestos amorosos, amables, son una manifestación del Espíritu de Dios que atrae a las personas y contribuye a que se sientan felices y amadas.

A continuación enumero algunas actividades que pueden servir para comunicar paz y felicidad. Es un tema muy extenso, por lo que me limito a mencionar brevemente algunos de los efectos positivos. Tú mismo puedes hacer tu propia investigación y darte cuenta de los extraordinarios beneficios que se han descubierto en esos ámbitos mediante estudios médicos y científicos.

1. Los beneficios de la risa

Salomón escribió en el libro de los Proverbios: «El corazón alegre constituye buen remedio»1. Si bien el sabio rey no tenía acceso a estudios científicos que respaldaran sus dichos, dio en el clavo gracias al Espíritu de Dios.

Reírse y divertirse en compañía de otras personas genera empatía, compasión, confianza e intimidad. Aparte de eso, en muchos casos se ha demostrado que la risa:

Disminuye el estrés.
Alivia el dolor.
Reduce la agresividad.
Mejora el desempeño del sistema inmunológico.
Potencia las habilidades sociales.
Repercute en los niveles de azúcar en la sangre.
Ejercita muchos músculos del cuerpo.
Aumenta la capacidad de sobrellevar situaciones difíciles2.

2. El valor del contacto físico

Muchos estudios arrojan que el contacto físico, además de potenciar el sistema inmunitario, puede disminuir la depresión y la hostilidad y que incluso mejora la tasa de supervivencia de las personas que sufren determinadas enfermedades. El neurólogo Shekar Raman, de Richmond, EE. UU., explica: «Un abrazo, una palmadita en la espalda y hasta un apretón de manos amistoso son procesados por el circuito de recompensa del sistema nervioso central; por esa razón, pueden tener un potente efecto en la psique humana, provocándonos sentimientos de felicidad y alegría. Y no importa si uno es el que toca o el que es tocado. Cuanto más contacto tengas con los demás, incluso en un plano físico muy reducido, más feliz serás». Las investigaciones indican que el contacto físico es fundamental para la comunicación, para crear lazos afectivos y para la salud de los seres humanos.

El Dr. Dacher Keltner se refirió así a las bondades del contacto físico: «Los beneficios empiezan desde el momento en que nacemos. Tiffany Field, destacada investigadora en el campo del contacto físico, descubrió que los recién nacidos prematuros sometidos a tres simples sesiones diarias de 15 minutos de quiroterapia, durante 5-10 días, subieron un 47 por ciento más de peso que los que recibieron el tratamiento médico habitual».

Estudios revelan que tocar a los pacientes con Alzheimer contribuye enormemente a que se relajen, a que hagan contacto emocional con otros y a reducir los síntomas de depresión3.

3. El efecto de escuchar

Escuchar a una persona influye enormemente en su salud, actitud, autoestima y en toda su perspectiva de la vida. Uno puede demostrar su genuino interés en otro ser humano deteniéndose a escucharlo y comprender su corazón. El efecto es tremendo.

Escuchar es señal de respeto.
Hace que las personas se sientan valoradas.
Denota amor.
Presenta una oportunidad de cambio.
Valida a los demás.
Derriba barreras y acerca a las personas.
Proporciona curación emocional.
Motiva a la gente a levantarse y hacer un nuevo intento.

4. El impacto de la música

Escuchar música animadora contribuye de muchas maneras a la curación física, además de producir cambios positivos en el estado emocional y mental de una persona4. Cantar es también muy saludable5.

5. Los beneficios de la vinculación afectiva con animales

En algunos casos, prestarle nuestra mascota a alguien que está deprimido o ansioso puede ayudarle mucho. Actualmente todo un conjunto de investigaciones médicas ratifica los beneficios de la terapia con mascotas y de la vinculación afectiva entre seres humanos y animales. Entre otras cosas, promueve el desarrollo de los niños y ayuda en el cuidado de los ancianos y de las personas aquejadas de trastornos mentales, discapacidades físicas y demencia, en la recuperación de víctimas de abusos y traumas y en la rehabilitación de jóvenes y adultos encarcelados6.

Un profesional que quedó impedido de trabajar tras someterse a una operación cardiaca que fue seguida de la aparición de una enfermedad crónica y debilitante, reveló el papel protector que desempeñan sus dos gatos siameses. Señaló:

«Cuando despierto con un dolor intensísimo, me pregunto qué sentido tiene seguir adelante. Luego miro a uno de los gatos o los veo saltar en la cama y pienso: “¡Qué alegría nos dan! Son estupendos. Y yo soy su guardián. Soy el encargado de mantenerlos vivos, sanos y felices”»7.

6. La alegría de crear algo de cero

Los trabajos manuales —pintar, tejer, labrar la madera, hacer jardinería y otras aficiones en las que se crea o se construye algo— son un paliativo para el estrés, la ansiedad y la depresión. Esas actividades contribuyen a mejorar el estado de ánimo de una persona y su nivel de satisfacción. Se ha dicho que las manos activas dan lugar espontáneamente a pensamientos alegres y originales»8.

7. El valor del juego

Expongo a continuación algunas conclusiones interesantes de personas que han estudiado las actividades lúdicas. Jugar con niños y hasta con adultos crea lazos y une a las personas. Un artículo de la revista Psychology Today que examina las investigaciones realizadas sobre el valor de las actividades lúdicas señala: «[El juego] también propicia, tanto en adultos como en niños, un estado de ánimo que es idóneo para el razonamiento de alto nivel, la perspicaz resolución de problemas y toda clase de emprendimientos ingeniosos»9.

«Por medio de los juegos los niños aprenden a tomar decisiones, a solucionar problemas, a controlarse y a sujetarse a reglas. […] Lo más importante es que el juego es una fuente de felicidad»10.

En el caso de los adultos, el juego puede aliviar la tensión, crear una sensación general de bienestar y hasta aplacar temporalmente el dolor. Las actividades lúdicas con familiares y amigos también pueden prevenir el estrés y la depresión, estimular la mente y favorecer la creatividad. El juego puede darnos una inyección de energía y vitalidad y hasta fortalecer la resistencia a enfermedades, lo que deriva en una sensación de máximo bienestar11.

8. La virtud curativa de la naturaleza

El contacto con la naturaleza genera muchos beneficios mentales, emocionales y físicos. Puede estimular la imaginación y la inventiva, el desarrollo cognitivo e intelectual y las relaciones sociales. Asimismo, permite revitalizar la mente cuando uno está fatigado por el trabajo y el estudio, lo que contribuye a un mejor desempeño y una mayor satisfacción12.

Sean cuales sean las maneras que emplees de manifestar el amor del Señor, Él puede obrar por medio de ellas para comunicar algo de incalculable valor. Dios se preocupa por la totalidad del ser y nos ha facilitado muy diversos instrumentos para que, con nuestras palabras y actos, dejemos que Su Espíritu influya en las personas. Así pues, «que la luz de ustedes alumbre delante de todos, para que todos vean sus buenas obras y glorifiquen a su Padre, que está en los cielos»13.

No hay comentarios