Header Ads


La ciencia dice que probablemente todos somos racistas

A los que enarbolamos valores de igualdad y no discriminación nos gusta pensar que no somos racistas, pero la ciencia dice lo contrario.

 Cuando hablamos de racismo, por lo general nos referimos a conductas abiertas de odio y discriminación contra una minoría racial o étnica. Sin embargo, esa forma de racismo -tradicionalmente denominada racismo abierto-, que suele ir acompañada por hechos violentos, ha ido disminuyendo con el paso de los años, dando lugar a que mucha gente crea que vivimos en sociedades donde el racismo no es prevalente.

 Sin embargo, hay al menos un segundo tipo de racismo: el denominado implícito o aversivo, según la teoría propuesta por Samuel L. Gaertner y John F. Dovidio en 1986. Esta teoría postula que existe un tipo de racismo que consiste en evitar ciertas interacciones con otros grupos étnicos, a raíz de evaluaciones negativas que tenemos sobre ellos en nuestra mente. El racismo aversivo se caracteriza por expresiones y actitudes más complejas, que catalogan como "amigo" o "enemigo" a otros seres dependiendo de si nos consideramos parte del grupo al que pertenece, o si por contraposición lo consideramos "otro", alguien de un grupo diferente al nuestro.

 Las razas no existen. Leer Mas

No hay comentarios