Header Ads


La palabra diaria de hoy: Transición

DIOS ES MI AYUDA CONSTANTE A TRAVÉS DE CADA CAMBIO.

Pasar por las transiciones con facilidad aumenta nuestra calidad de vida. A medida que las estaciones cambian, nos aclimatamos a las variaciones utilizando ropa diferente y adaptando nuestras actividades. Cada día hacemos una transición de la noche al día, de estar dormidos a estar despiertos. 

Nuestra alma habita un cuerpo en particular por un tiempo. Al final, soltamos este estado físico, mas nuestra alma continúa en la vida eterna de Dios.

En la transición hacia y desde lo físico, nuestra alma está al cuidado de Dios.

 Charles Fillmore describió a Dios como “la vida, sustancia e inteligencia inmutables del Ser”. Dios no cambia. Me afianzo a esta fuente de poder y siento satisfacción.

 Mientras el mundo exista, habrá siembra y cosecha; hará calor y frío, habrá invierno y verano y días con sus noches.—Génesis 8:22

No hay comentarios