Header Ads


La palabra diaria de hoy: Perdonar

LIMPIO MI CORAZÓN CON ORACIÓN SANADORA.

La sabiduría antigua dice que un recipiente lleno no tiene espacio para nada más. Esto también es cierto con respecto a mi conciencia.

 Cuando me aferro a los problemas y a los agravios soy un vaso lleno. Mantener el corazón abarrotado hace difícil que más abundancia fluya a mi vida. Creo espacio al dejar ir toda falta de perdón.

Llevo un diario, oro y hablo con personas en quienes confío. Suelto resentimientos y temores y limpio mi corazón con oración. Ahora soy un canal con espacio para recibir más amor y bendiciones. La gracia de Dios me llena. Soy sano.

Vivo partiendo desde una nueva conciencia y soy feliz. Comparto mi gozo con mis seres queridos. Al permanecer abierto y receptivo, vivo abundantemente.

 Y cuando oren, si tienen algo contra alguien, perdónenlo.—Marcos 11:25

No hay comentarios