Header Ads


La confianza en sí mismo es el primer secreto del éxito.

Todas las cosas son posibles gracias al espíritu de Dios en mí.

 Cualquier sombra de duda acerca de quien soy o de lo que puedo hacer se disipa ante la luz de la Verdad.

Afirmo con confianza: Soy una expresión de la sabiduría divina. Confío en mí mismo porque soy una creación de Dios.

Me valoro porque soy una demostración del amor divino.

 Mi ser más elevado —mi naturaleza espiritual— tiene la seguridad de que todas las cosas son posibles gracias al espíritu de Dios en mí.

El demostrar confianza en Dios es demostrar confianza en mí mismo.

 Tengo razón para creer y confiar en mí, ya que mi verdadera esencia es divina. Reconozco esto para mí y para los demás.

 Hago todo lo que tengo que hacer con entusiasmo y propósito.

 Para los hombres es imposible, pero no para Dios, porque todas las cosas son posibles para Dios.—Marcos 10:27

No hay comentarios