Header Ads


Director de Human Rights dice detención momentánea fue mensaje "de intimidación"

José Miguel Vivanco, director para América de la Human Rights Watch, en rueda de prensa. El director de Human Rights Watch para las Américas, José Miguel Vivanco, fue retenido momentáneamente en el aeropuerto de Santo Domingo por una supuesta confusión con su apellido.

Vivanco explicó en una llamada telefónica al programa Unomásuno de la televisora Teleantillas que se disponía a abordar un avión rumbo a Miami cuando fue retenido en la oficina de migración sin su pasaporte durante más de dos horas, por lo que perdió ese vuelo y el siguiente.
Vivanco recuperó su pasaporte y se le permitió seguir su viaje. A las 10.12 (1412 GMT) partió a Miami, confirmó por teléfono a The Associated Press Celso Pérez, miembro del equipo de Human Rights Watch en esa ciudad.

Rubén Paulino, director de Migración, explicó a la televisora CDN que se trató de un error de la supervisora de la terminal aérea, quien de forma presunta confundió a Vivanco con una persona con el mismo apellido que tiene un impedimento de salida del país debido a antecedentes criminales.
Vivanco consideró que se trató de una represalia por el reciente informe de Human Rights Watch sobre casos de desnacionalización en el país.

El director de Human Rights Watch consideró que la detención momentánea fue un mensaje "de intimidación" y un "abuso de poder" pero advirtió que va a insistir en denunciar "el despojo de la nacionalidad a miles de ciudadanos dominicanos".

El activista presentó esta semana en Santo Domingo un informe en el que alertó que "decenas de miles" de personas nacidas en el país de ascendencia haitiana están en peligro de ser expatriadas debido a la negativa del Estado a entregarles documentos de identidad.

El informe se refiere a dominicanos de ascendencia haitiana a quienes el registro civil les ha negado sus documentos, así como a personas nacidas en el país de padres haitianos que nunca han tenido acta de nacimiento.

Las autoridades difundieron una lista de 55.000 descendientes de extranjeros a quienes les convalidará la nacionalidad dominicana.

La alerta del organismo internacional fue publicada en momentos en que el gobierno dijo que comenzará a deportar a todos los extranjeros que carezcan de permiso de residencia, como ocurre con miles de inmigrantes haitianos.

El informe de Human Rights Watch generó el rechazó inmediato del gobierno. "No podemos tolerar que cualquier persona venga a nuestro país, diga mentiras, pretenda hacerle daño a República Dominicana y no obtenga una respuesta", dijo el miércoles el vocero de la presidencia Roberto Rodríguez Marchena.

Agregó que "si le falta el respeto a nuestro país sepa usted que nos va a tener de frente y que le vamos a responder".

No hay comentarios