Header Ads


Deportaciones crean "incertidumbre y preocupación" en comunidad de origen haitiano

Los extranjeros que no se hayan acogido al Plan de Regularización de Extranjeros, serán repatriados a su país de origen, medida que afecta mayoritariamente a personas haitianas. EFE/ORLANDO BARRÍA El temor a las deportaciones crece en la población de origen haitiano y sus descendientes en República Dominicana a medida que se acerca el plazo para que cierre del Plan Nacional de Regulación de Extranjeros.

"No tengo a nadie en Haití", explicó Jaquenol Martínez, un inmigrante haitiano que llegó al país en 1963 para trabajar en los cañaverales, donde ha vivido 52 de sus 60 años.

Con una credencial que lo acredita como trabajador azucarero Martínez intentó inscribirse en el plan que estableció el gobierno dominicano en junio de 2014 para legalizar a los inmigrantes que llegaron al país antes de octubre de 2011; pero las autoridades le exigían dos documentos que nunca tuvo: pasaporte y cédula de su país.

El plan, previsto desde 2004, fue puesto en marcha con 10 años de retraso ante la exigencia del Tribunal Constitucional que además ordenó en una controvertida sentencia de 2013 abrir juicios individuales para anular la nacionalidad de los descendientes de extranjeros que no tuvieran permiso de residencia, como ocurre con los descendientes de Martínez y de miles de trabajadores haitianos.

No hay comentarios